Identificar comportamientos dependientes. Curso Autoestima. Lección 7

No iremos muy lejos si no afrontas y superas tus comportamientos dependientes. Te niegan a ti, tu libertad y capacidad de ser el dueño de tu vida y destino. Es como caminar a la pata coja, avanzas algo, pero nada que ver como si lo hicieras con tus dos piernas.
Identificarlos y comenzar el proceso de liberación es una decisión que sí o sí debes tomar. No tomarla será tu decisión.
Te doy claves para identificarlos porque a veces no son tan evidentes. Veamos los más comunes

Miedo al conflicto.
Huir o evitar a toda costa los conflictos nada tiene que ver con buscarlos. A veces es necesario afirmarte frente a los demás y luchar por tus derechos. Si no te atreves y te dan miedo los conflictos tenderás a huir o evadirte de situaciones que debes afrontar.

Sensación de vacío interior
Cuando no nos atrevemos a ser y hacer lo que deseamos, pueden surgir sentimientos de vacío interior. Una sensación de que falta algo fundamental en nuestra vida, nosotros mismos. Queriendo huir de ese sentimiento nos apegamos y dependemos más de los demás, en un peligroso círculo vicioso.

Incapacidad para tomar decisiones
Te hace depender en exceso de la orientación o aprobación de los demás en las decisiones importantes de la vida.

Necesidad de controlar y dominar.
Las personas dominantes parecen poco dependientes pero necesitan otra persona sumisa para sentirse bien y seguras. Tienen una dependencia de quien dominan porque son esencialmente inseguros y no lo pueden mostrar.

No puedes vivir una vida plena cargando la enorme piedra de apegos y dependencias. Toma la decisión de comenzar un proceso de liberación personal.
Lo necesitas para continuar tu camino en la vida. La próxima lección te dará pautas, técnicas y consejos para iniciar ese proceso de liberación; en realidad todo este curso pretende eso, que seas libre, que seas tu, que seas lo más grande que puedes ser, sin nada que te limite.

Tomar conciencia, aceptar y decidir cambiar lo necesario

Repasa tus comportamientos dependientes donde te escudas o proyectas en el otro, o donde los otros se escudan o proyectan en ti, también donde permites que otros dependan física o emocionalmente de ti.
¿Por qué actúas así?  ¿Qué pretendes conseguir? ¿Qué ganas y qué pierdes con esa actitud?
Para realmente llegar a las claves del por qué debes evaluarlos desde un punto de vista energético. Lo que ganas y pierdes con esa actitud.
Toda dependencia aporta algo, normalmente seguridad, comodidad, instalarse en el confort o evadirse de otras frustraciones.
Acepta y evalúa lo que ganas. Es real, pero después evalúa lo que pierdes. Normalmente tu capacidad de ser tu y vivir una vida más plena.
También puede suceder que sean otros quienes se apoyan en ti, quienes dependan. El proceso es el mismo.
Evalúa por que lo consientes, qué ganas con esa actitud. Sentirte importante, no entrar en conflicto, una dependencia tuya de esa dependencia.

Sea como sea acepta que tienes esas dependencias o las tienen contigo y si tras tu evaluación sientes que son negativos, que te restan, es el momento de tomar la decisión de dejar esas dependencias atrás.

Tu primera decisión es asumir la responsabilidad de tu vida, estando en ti, y cuidando de tus necesidades e intereses. Asumir la responsabilidad de que eres tu quien debe cuidarte y lograr lo que necesitas, pudiendo colaborar con otras personas desde la armonía.

La próxima lección trata de ponerse en camino para superar límites y dependencias. No te la pierdas.




Scroll al inicio