Los Cuatro Compromisos. Creando tu poder personal. Lección 12. Curso Autoestima

No todo el mundo entiende el poder del compromiso, incluso hay ciertos recelos, especialmente cuando se trata de comprometerte afectivamente. Creemos que el compromiso está lleno de obligaciones, que nos limita y quita libertad, pero más allá de estos miedos, el compromiso es lo que te da la energía para llegar más lejos y alcanzar tus metas.
Si no te comprometes con tus sueños, con aquello que realmente deseas, ¿crees que podrás lograrlo? Sin compromiso, a la mínima dificultad se abandona el camino. ¿Por qué? Porque el peso del esfuerzo nos parece superior al del premio. ¿Por qué sucede eso? Porque no le damos al premio la importancia que realmente quiere.

Comprometerte con algo es dar importancia a eso

Cuando te comprometes con algo, un deseo, un sueño, una vocación, una persona, tu compromiso significa que le das importancia a ese algo y eso genera más energía en ti para afrontar las dificultades y lograrlo. Debes tener en cuenta una cosa, nada realmente importante en la vida, una gran meta, un amor duradero, un sueño, puede realizarse sin voluntad de permanecer y esfuerzo. Sin compromiso no hay nada de eso.
El compromiso te da la fuerza y la voluntad necesaria para llegar a lo que das importancia. Sin compromiso, no hay importancia, ni fuerza, ni voluntad para llegar. Aquí radica el valor y la fuerza del compromiso.
Comprometerte con otras personas es algo bien diferente porque, como he dicho, tu compromiso supone dar importancia a esa persona, a la relación, a lo que pasa entre vosotros. ¿Y si lo que ocurre no es lo que espero, es incluso negativo? Entonces puedes sufrir y para no sufrir, mejor no comprometerte con nadie. ¿Es esta la solución?
Creemos que al comprometernos con los demás podemos perdernos y si eso ocurre es porque ya estamos perdidos, es decir, porque no estamos con nosotros.

Comprometerte contigo antes que con otras personas.

Quien está comprometido consigo mismo, quien tiene claro qué quiere y qué no quiere, quien vive con esa certeza, nunca se perderá en otra persona. Pueden decepcionarle. Es posible, pero la decepción es una contrariedad pasajera que se supera fácilmente siguiendo tu camino. El problema no es que los demás no sean como esperas, que te decepcionen, es quedarte atrapado en algo que no puede ser. Si eso sucede es porque no estás comprometido contigo. De ahí la importancia del comprometerte contigo.
Antes de comprometerte con los demás debes establecer un serio, profundo y leal compromiso contigo mismo. Por decirlo de otra manera. Antes de “casarte” con alguien debes de casarte contigo mismo.
El compromiso contigo mismo.
Quien está comprometido consigo mismo, quien tiene claro qué quiere y no quiere, quien vive con esa certeza, nunca se perderá en otra persona. Por eso, antes de comprometerte con alguien debes comprometerte contigo mismo, debes “casarte” contigo.
Esto es lo que casi nadie hace y de ahí vienen todos los problemas. No son culpa de los demás, ni del propio compromiso, simplemente es que si no estás contigo te perderás en los demás.  

Quien está comprometido consigo mismo, quien sabe acompañarse tiene muy claro quien es y que desea, que quiere y no quiere en una relación y no “firma” ningún compromiso contrario a lo que él es realmente y desea.
Daros cuenta de una cuestión importante que pasa desapercibida. Lo importante en una relación no es la persona que está contigo, no es definitivo que te guste, ames o no, lo fundamental para que la historia dure y sea fructífera es qué tipo de relación hay entre los dos.
Las hay tan tóxicas que no se las deseo a nadie.
Tomar la decisión de ser tu aliado, comprometerte contigo, tu vida, necesidades y sueños.
Todas las decisiones a las que antes te he invitado te ayudan a conocerte mejor, saber de tu potencial ilimitado y planificar mejor tus decisiones en la vida para crear un destino mejor.
Todo eso te prepara para ser mejor, amarte más, estar contigo y así poder ir a los demás, al mundo, desde esa plenitud. Antes de hacerlo debes tomar una nueva decisión. Ser tu aliado, comprometerte contigo mismo. Por decirlo con otro lenguaje, casarte contigo antes de poder comprometerte o casarte con otra persona. Aunque encuentres aliados leales, para tus propósitos en la vida, nadie puede sustituir la plena alianza, que primero debes establecer contigo mismo, el compromiso personal contigo y tu vida.
La mayoría de las personas esperan que otra persona que se comprometa con ellas, que las cuide y aporte lo que necesitan. Esto es normal y es lo que se conoce como la búsqueda del aliado de la pareja.
El problema es que buscamos el compromiso de los demás, sin antes forjar el compromiso con nosotros mismos. A los otros, les ocurre lo mismos: Como no están comprometidos con ellos, no saben comprometerse con los demás, y caen en relaciones de mutua dependencia y luchas de poder.

Los Cuatro Compromisos.
Cuatro son los compromisos y sus correspondientes rituales para grabarlos en ti que debes establecer para dar por terminado este curso de autoestima cuya meta fundamental es ayudarte a estar siempre contigo, presente, con los recursos necesarios para cuidarte, acompañarte y darte lo que necesitas.
Son como la práctica final del curso. Su aplicación.
Los enumero:
El Compromiso Interior. Ser tu aliado. Las bodas del cuerpo y el alma. 
Un potente ritual para establecer un compromiso contigo mismo, ser tu aliado y acompañarte siempre, para sentirte bien contigo mismo.
Ritual del Amante Interior
No basta que te acompañes tú, debes sentir la compañía de la Vida, su magia y su poder. Un paso más, muy importante, para lograr una seguridad total es invocar y lograr esa conexión mágica con tu Amante Interior, con tu dimensión cuántica, divina, mágica o transpersonal, como quieras llamarla.
Ritual del Compromiso Vital:
Necesitas sentir tu importancia personal, no solo para tu familia, pareja o amigos. Eso es necesario, pero mucho más sentir tu importancia para la Vida, sentir esa conexión, esa meta o misión personal, que la Vida te ama y necesita de tu aportación. Eso te dará la grandeza que necesitas para no depender de nadie.
Ritual del Compromiso de Amor
Un compromiso mutuo de amor es un paso necesario para formalizar una pareja. Algo que se desea y a la vez da miedo; por no saber comprometerse, pero esencialmente por no estar comprometido contigo mismo.
En el Ritual establecerás la fórmula que deseas en ese compromiso para que la relación sea sana y fructífera.
No te pierdas la siguiente lección. Tu Compromiso Interior. Ritual de Alianza



Scroll al inicio