Tantra

Qué es el Tantra

El Tantra, en su más pura esencia es el arte de amar fusionando todas las polaridades, hombre y mujer, espíritu y materia, individualidad y globalidad.

Lo más fácil es ver en esto una tecnología para amantes pero va mucho más allá porque es el arte de amar a la vida y vivir en plenitud ya que nos da las claves para integrar todas las dualidades bajo la que la realidad se nos presenta.

Hombre y mujer se atraen porque son opuestos pero también se rechazan y de ahí nacen todos los conflictos en la pareja que son una continua representación del conflicto interior que todos tenemos entre nuestra necesidad de ser nosotros mismos,  individuales y también de sentirnos parte del Todo, de ser globales.

¿Cuánto tiempo se tarda en conseguir aprender a manejar esta técnica?

Depende un poco de cada persona y del método que sigas. La técnica en sí misma no es difícil de aprender pero conseguir el estado emocional adecuado para poder practicarla eficazmente es lo más complicado y para la mayoría es necesario un proceso de sanación emocional que permita la expresión de todo su potencial amoroso.

¿Qué hacemos en la Escueladeamor?

Es en esto en lo que en la escueladeamor nos hemos centrado con una integración de diferentes técnicas donde con biodanzas, meditación, masaje, dinámicas grupales, juegos y la recreación permanente de estados de felicidad y belleza, buscamos conseguir más rápidamente esa apertura del corazón basada en el gozo, la certeza y la fuerza, que es absolutamente necesaria no sólo para practicar el Tantra sino para vivir la vida con creatividad y plenitud.

Nosotros damos una formación completa en tres intensivos de una semana:

  1. La primera esta dedicada a la autoestima y el autoconocimiento.
  2. La Segunda a la sanación emocional, el sentido espiritual de las relaciones y el arte de armonizarse.
  3. Y la Tercera a los aspectos mágicos del tantra, psiquismo, conciencia y canalización de la energía sexual.

A nuestra escueladeamor vienen todo tipo de personas y por diversos motivos:

  • Mejorar su relación de pareja.
  • Encontrar el Amor
  • Superar Miedos y Bloques Emocionales o aprender, conocerse mejor y darle un significado más profundo e intenso a su vida.

No es algo exclusivo para parejas sino para todo el que quiera vivir la vida con plenitud y armonía. La mayoría de nuestros alumnos vienen solos y aprenden primero a amarse realmente para poder amar a los demás. Descubren que el amor no se reduce a la pareja porque una de las cosas más hermosas que experimentan aquí es la alegría que produce convivir en armonía con personas que antes eran desconocidas, el saber compartir y ser solidarios, la energía que genera el grupo y el poder terapéutico del amor compartido y del ayudarse en su propio crecimiento personal.

Sus edades son también muy variadas, pues aunque varían desde los 24 a más de 50, todos son jóvenes en su anhelo de crecer y mejorar como personas.

Parte de la tecnología tántrica está basada en el poder del ritual ya que nos centra poderosamente en lo que hacemos convocando todos nuestros sentidos, toda nuestra conciencia y las emociones más profundas.

Esto es muy importante para hacer realmente bien cualquier cosa y tanto más para la sexualidad, ya que se vive de una forma más intensa y más global, generando mucha más energía, haciéndola más plena y poderosa.

ritual del maithuna

¿De dónde proviene el Tantra?

El Tantra proviene de cultos matriarcales donde la mujer encarna el poder fecundo de la naturaleza, además de su enorme potencial orgásmico que convenientemente despertado, la convierte en un ser realmente mágico donde se canaliza la energía cósmica.

Tanto los tántricos como los taoístas creyeron siempre que si se esforzaban en que la mujer pudiese alcanzar las cimas más elevadas del gozo, ellos también se beneficiaban de ese poder que ella irradia. Aunque esto es cierto, tiene también una lectura más oculta porque cuando se habla de rendir culto a la mujer en realidad se refiere al principio femenino que todos, hombres y mujeres tenemos.

Lo femenino es la emoción, lo masculino es la razón y despertar la shakti es convocar las más profundas emociones para conmocionar a la razón; por eso no basta para el tántrico amar simplemente, su amor debe ser emocionado.

Esta boda alquímica entre lo masculino y lo femenino debe también realizarse en el interior de cada uno de nosotros, fusionando razón y emoción en una conciencia luminosa y plena. Por todo esto el tantra puede ser practicado individualmente y de hecho parte del entrenamiento lo realiza uno solo.

Hay que aprender a amarse a uno mismo antes de amar al otro, hay que aprender a gozar y darse placer a uno mismo antes de dar placer al otro, hay que saber reconocer la divinidad que uno lleva antes de ver la de los demás y también permitirse el ser felices y llegar a las más altas cumbres del gozo, para poder hacer felices y dar gozo a los demás.

Como lo masculino y lo femenino lo llevamos todos dentro, al margen de nuestro género, el tantra también puede ser practicado por cualquier pareja que pueda evocar el mutuo amor emocionado, al margen que sean del mismo o de diferente sexo.

El Tantra y la Sexualidad

El Tantra se ha hecho popular en Occidente por su utilización de la energía sexual. Cierto que el sexo es muy importante en el Tantra como también lo es en la propia vida pero no lo es todo e incluso si uno se centra solo en el sexo se aparta del verdadero camino. Hay que saber experimentar la plenitud en cualquier circunstancia y no sólo en la actividad sexual.

De todas formas el Tantra nos enseña a amar nuestra sexualidad, a darle la importancia y el respeto que se merece, a reconocer su carácter sagrado y mágico pero la sexualidad tántrica no es meramente genital sino una sexualidad global, llena de emoción, de amor y sentimiento, llena de luz, de conciencia y espiritualidad. Es necesario comprender esto para desvelar el arcano de la sexualidad tántrica ya que muchos llegan al Tantra atraídos por su mensaje sexual pero entonces se encuentran con algo mucho más rico y más global.

Por todo esto la sexualidad es importante en el Tantra pero no de una forma aislada sino reconociéndola como parte del todo sagrado de la vida. Es decir no hay verdadero Tantra si buscas solo sexo pero tampoco si no sabes utilizar su poderosa energía.

El Maithuna requiere un tiempo y una dedicación que normalmente no se tiene, además pretende ser una celebración sagrada que debe ser diferenciada de otros encuentros más convencionales. No quiere decir que su frecuencia sexual sea muy espaciada sino que cualquier pareja que quiera aprender Tantra debe plantearse hacer el amor de esa forma mágica al menos cada cierto tiempo, como base para regenerar su relación y su pasión.

Puede ser perfectamente cada fin de semana aprovechando el tiempo libre y claro que sería mejor todos los días pero si ambos llegan agotados del trabajo y lo que buscan es relajarse y dormir, no tienen el tiempo ni las condiciones necesarias para realizar el ritual del maithuna aunque sí pueden hacer el amor de la manera más tántrica posible, ensayando alguna postura, respiración o visualización, pero para ser serios deberán reservarse cada cierto tiempo una jornada completa para dedicar al ritual sagrado todo el tiempo, la voluntad y la dedicación necesarias.

En función de sus circunstancias personales cada pareja espaciará este momento sagrado según lo crea conveniente pero al menos deben practicarlo una vez al mes.

Externamente, si medimos el paso del sol o de la luna, el Maithuna se demora horas y horas, una jornada completa con todos sus rituales y preliminares, pero en su espacio sagrado los amantes trascienden el tiempo ya que no buscan llegar a ningún sitio sino permanecer en el gozo y el embeleso de su amor. Es un día que dura mil años o la esencia de mil años vivida en un solo día. ¿Qué importa?. ¿Por qué ponerle un límite a lo que puede durar todo lo que tú quieras?. ¿Quizá lo que quieres saber es cuanto puede durar el tiempo concreto de la penetración pero cómo separar esto de todo lo demás? ¿Acaso hay diferencias entre las distintas fases en la verdadera sexualidad tántrica? ¿Acaso alguna es más importante que otra?

De todas maneras, como aún estando íntimamente unidos, hay todo un tiempo de quietud y meditación, la penetración en sí misma también puede demorarse mucho porque a lo que no tiene límites eres tú quien se los pone.

Al orgasmo convencional llegamos tras un periodo de excitación que conduce a una tensión máxima que necesita ser liberada en una explosión de energía que puede ser muy intensa pero que es bastante efímera. Es como si convocásemos la energía y el placer que va llenando nuestro cuerpo hasta que, como si no pudiésemos más, lo arrojamos fuera quedándonos profundamente relajados.

Al Orgasmo Cósmico llegamos tras una excitación que va creciendo más lentamente y llenándose de matices y emociones, que no está concentrada simplemente en las zonas erógenas y genitales sino que va empapando todo el cuerpo.

Así la excitación crece pero es interiorizada llevando ese gozo a todas las células del cuerpo, vivificándolas, sanándolas, llenándolas de luz y energía.

Todo este proceso no es vivido como una tendencia  a la tensión que necesita ser liberada en una explosión breve y fugaz sino que es mantenida en un estado de plenitud, de gozo mucho más profundo e interior que conmueve profundamente el ser.

Este tipo de orgasmo es realmente vitalizador e incluso sanador porque no se pierde la energía “arrojándola fuera” sino que se mantiene dentro  llevando el gozo a todos los niveles del ser. Por eso se le llama orgasmo cósmico porque es vivido por toda la dimensión cósmica de nuestro ser.

¿Qué técnicas se relacionan con el Tantra, qué consisten y diferencias?

Hay otras técnicas que se relacionan con el Tantra, como puede ser el Tao y el Yoga, ¿en que consiste está relación y cuáles son las principales diferencias?

El Tao y el Tantra son hijos de la misma madre matriarcal. Ambos veneran el carácter sagrado de la naturaleza, del cuerpo, de la mujer y del sexo. Ambos buscan en la sexualidad algo más que simple placer sexual pero tienen ligeras diferencias en cómo utilizar su poderosa energía.

Los Tántricos son, por decirlo así, más místicos y la llevan hacia el terreno de la liberación personal y la vivencia de la Totalidad dentro de ellos mismos.

Los Taoístas son más pragmáticos y la llevan hacia tener más energía, salud, vitalidad y longevidad. Estas sutiles diferencias obedecen a las influencias de las diferentes culturas en que se desarrollan ambas escuelas: La religiosidad hindú y la vitalidad Taoista del pueblo chino.

La Fusión del Tantra y el Tao

En nuestra escueladeamor fusionamos lo mejor de estas dos tendencias en una integración de vitalidad y espiritualidad.  Hay mucha más diferencia entre el Tantra Yoga y el Yoga ligado al Vedanta. Mientras el segundo busca la liberación por el desapego y la disciplina yang en sus ejercicios y asanas, el Tantra Yoga no busca liberarnos de este mundo sino vivir la plenitud aquí y ahora mediante el compromiso profundo con la vida, con el amor y la liberación emocional.

Por eso nosotros usamos un método yin liberador de emociones,  basado en la danza, la suavidad y la armonía. Mucho más adecuado y más eficaz para la mentalidad del hombre moderno que ha dejado de creer en el paraíso prometido para tratar de ser más feliz y creativo en su vida del aquí y el ahora. (anterior copiado de otro post)

¿Desde cuando existe el Tantra?

La sexualidad y el culto a la mujer y su poder erótico y fecundo existe desde tiempos tan remotos que va más allá de nuestra memoria histórica pero existen testimonios que nos llevan hasta la edad de piedra con representaciones en pleno periodo auriñaciense (hace nada menos que 30.000 años) de poderosas vaginas representadas en las paredes de las cuevas como símbolos mágicos y sexuales.

También por toda Europa, desde Siberia hasta el Sur de Francia se han encontrado numerosas venusen cuevas y de las venus esteatopígicas, que no son otra cosa que misteriosas estatuillas de damas con sus atributos sexuales tremendamente resaltados, tanto sus pechos como sus vaginas.

Representaciones que nos traen el recuerdo del Culto a la Diosa Madre lleno de simbolismos mágicos y sexuales. En el centro ideológico de esta cultura está la idea de la mujer como entidad mágica, fecunda y de poderosa sexualidad.

De esta época y de los cultos mágicos y chamánicos viene el Tantra, corriente cultural que fue evolucionando con la propia humanidad y cuyos vestigios están presentes en el origen de casi todas las culturas: en la India, en China, en Grecia, Sumer, antiguo Egipto, etc; llegando después a la Europa Medieval una versión más ligera con el culto a la dama de los caballeros medievales y en su versión más completa con los ritos sexuales secretos de los Caballeros Templarios que, habían traído la alquimia y parte de las tradiciones Tántricas tras sus expediciones cruzadas a Oriente.

Esta tradición comenzó a ser escrita muy tardiamente, a partir del siglo III con escritos muy oscuros y de profundo significado simbólico que sólo podían ser desvelados claramente por iniciados como casi siempre se ha hecho con los textos y rituales de origen mágico.

En el siglo XI y XII en una India floreciente y burguesa se dice que el Tantra llegó a su apogeo pero era un Tantra tan refinado y filosófico como desvirtuado de sus verdaderos orígenes.

Hay que advertir que los textos Tántricos que se conocen fueron escritos en la Indica Védica , cuando el poder de los varones estaba en auge y el de las mujeres en decadencia. Fueron escritos pues en un contexto de cultura y dioses patriarcales.

No debe de extrañarnos que se diese una interpretación de la vieja tradición adaptada a los poderosos señores que mantenían un nutrido harén de damas, como refleja la pintura de abajo.

Si cambiamos el contexto y en vez de un hombre rodeado de numerosas mujeres vemos a una mujer rodeada de hombres estaremos más cerca del Tantra original.

Hubo pues en aquella época un tantra culto y burgués, celebrado en estancias de lujo profusamente adornadas y al servicio de hombres poderosos que tenían muchas mujeres, junto a un tantra popular y mágico que se celebraba en lugares aislados y solitarios como cementerios y cruces de caminos, donde se utilizaba el poder mágico del sexo con la finalidad de conseguir cosas concretas y muy ligado a lo que en occidente podríamos definir como magia sexual.

En este último Tantra la iniciadora era la mujer y se celebraba fuera del matrimonio, preferentemente. Este tantra chamánico es mucho más antiguo que el culto y refinado de la época védica pero también es preciso reconocer que al fusionarse la tradición tántrica con la cultura védica, alcanzó un notable desarrollo filosófico aún a costa de perder parte de su fuerza y esencia original.

Los Sanyasin y los Kaulas

En esta época védica donde el Tantra fue dividido en dos caminos, el llamado de la derecha practicados por los llamados sanyasin, que son célibes y por lo tanto se abstienen del sexo para transmutarlo en energía espiritual y el Tantra del Camino de la Izquierda practicado por los Kaula que sí se sirven de la relación sexual para alcanzar la iluminación.

Es evidente la influencia religioso-védica en el primer camino y que éste no se corresponde con la auténtica tradición tántrica aunque, por supuesto, yo no le quito validez pero está claramente en la corriente de considerar el mundo y por lo tanto la sexualidad como una ilusión que debe trascenderse.

Lo que debe quedarnos claro entonces es que hay diferentes clases de tantras y también diferentes interpretaciones. Incluso, como en todas las corrientes mágicas, existió y se da todavía en la India actual, un tantra oscuro y tremendamente negativo que llega al asesinato ritual como ya se dió en el mundo pagano.

Hace años me sorprendio una terrible noticia que saltó a los medios de comunicación, un adepto a una de estas sectas tántricas medio clandestinas que en los últimos años han proliferado en la India y que son muy negativas, había asesinado a dos de sus hijos en una ceremonia ritual y brujeril (prefiero llamarla así) para invocar la llegada de un dinero que le hacía falta.

¿Recordais esas viejas historias de miedo con que se asustaban a los niños de antes con brujas que raptaban a inocentes infantes para hacer manteca con ellos?. Bueno, pues no eran tan disparatadas como parece porque el sacrificio ritual de seres humanos en principio y de niños en sus momentos de decadencia, ha estado presente en las tradiciones más oscuras mágico-religiosas de la humanidad?

Hoy día se habla también del Neotantra como un intento de reinterpretar la vieja tradición de acuerdo a la mentalidad moderna y occidental. Lo que está claro es que

el Tantra, más que ninguna otra tradición se presta a una reinterpretación de acuerdo a la nueva sociedad, el nuevo ser humano y sus diferentes necesidades.

Si según sus propias leyendas ha de renacer, todo renacimiento implica cambios y la muerte parcial del pasado para que poder existir en los Tiempos Nuevos.

Corrientes en Auge: Tantra, feminismo y Ecología

Tantra, Feminismo y Ecología son dos corrientes en auge en los tiempos de hoy día, tres movimientos absolutamente necesarios y totalmente relacionados, porque suponen un retorno a la Naturaleza, a lo natural y la naturalidad del cuerpo, de la vida y del sano placer, también es una necesidad de equilibrar la sociedad mediante el fomento de lo femenino, tan minusvalorado en los ultimos años. Sobre esta base de renovación, buscando tanto sus verdaderos orígenes como tratando de adaptarlo a la Nueva Sociedad, en nuestra escuela enseñamos el Aditi-Tantra.

La Terapia más poderosa. El poder de sanación del amor y el gozo consciente

El Tantra quiere llevarte a niveles de plenitud, gozo y realización personal realmente increíbles, los más elevados que se pueden alcanzar pero es cierto que antes de alcanzar estás elevadas cimas es necesario un profundo proceso de sanación y para eso también sirve.

De hecho, para muchas personas, el Tantra puede y debe ser primero un camino de sanación personal y una valiosa ayuda para solucionar sus problemas personales y para afrontar los desafíos que la Vida le impone.

Si estás enfermo primero te sana, después te redime y te libera y al final te ilumina pero en este camino hacia la iluminación y la plenitud, es necesario primero la sanación física, mental y emocional de la persona.

Muchas personas, atraídas por toda esa literatura frívola y muchas veces falsa que hay acerca del Tantra, se acercan a él buscando un gozo supremo que siempre se les escapa de las manos y es que ¿Cómo puedes alcanzar el gozo supremo si estás física o emocionalmente enfermo?

Primero es necesario la sanación y después la liberación de todo lo que te limita para que la iluminación y la plenitud sean posibles.

Con esto quiero recalcar que el Tantra es también una poderosa herramienta terapéutica, si está bien enseñado. Es algo de lo que se conoce poco y apenas se habla porque lo que se divulga del Tantra es tan pobre y escaso que, en realidad, es el gran desconocido de nuestra sociedad.
Su método de sanación está basado en hacer responsable a la persona del uso que está haciendo con la energía, elevándolo del victimismo hacía la plena responsabilidad, fomentando el buen uso de las dos herramientas más poderosas que tenemos: el poder del amor y la canalización consciente de la energía

Un Camino de Poder. El Arte de la Energía

Lo que más se conoce del Tantra es su relación con el sexo, claro el Tantra toca el sexo pero no es solo sexo, es un camino de Superación, Energía y de Poder. Por eso es importante el sexo, porque es una emoción poderosa. El Tantra quiere aumentar tu poder personal. Eso es lo importante. De hecho en sus orígenes era un culto mágico que utilizaba el Sexo como una forma de poder.
Se trata de que seas lo más grande que puedas ser, de que vivas la vida con toda la fuerza y plenitud posible. Más allá de los límites, más allá de la mente y su moral, más allá de la dualidad aparente. Desplegando todo tu poder y creatividad personal. Viviendo apasionada y creativamente. Y para conseguirlo, el Tantra te dice:

La vida es energía. Todo lo que haces y te sucede es una manifestación de la energía. Si aprendes a manejar la energía tienes el Secreto de la Vida, tienes el auténtico poder porque sabiendo manejar la energía tienes la llave mágica que abre todas las puertas. Ahora todo depende de las puertas que quieras abrir tú, de donde quieras aplicar ese poder.

Ser tú mismo

La aplicación más importante, la primera y necesaria es la de Ser tú mismo, cosa que por sencilla que parece, no es tan fácil para la mayoría de las personas, atrapadas en reflejos, ideas preconcebidas y estereotipos de lo que realmente son y pueden ser.

Quizá sea ahora el momento de replantearte algunas preguntas decisivas en tu vida porque dependiendo de las respuestas que des, tu destino será de una u otra manera.

Ahora, desde este punto de vista de que, si quieres, puedes tener acceso a un nivel ilimitado de energía y de poder, tan solo planteándotelo y trabajando en ello, quizá puedas dar nuevas respuestas a viejas preguntas, cuyas respuestas son muy diferentes y menos liberadoras cuando te lo planteas sin ese perspectiva de que tú puedes decidir qué es lo que quieres hacer con tu vida y a donde quieres llegar, sin nada que te limite.

Sí. Antes de empezar el camino y teniendo en cuenta la importancia del Poder del Deseo, de los Sueños, de las metas, de no dejarte limitar y de que trabajando la energía como vamos a hacerlo, puedes llegar a cimas quizá nunca imaginadas por ti… Sí. Quizá sea el momento de poder encontrar nuevas respuestas a las viejas preguntas:

¿Qué quiero ser yo? ¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Por qué no soy todo lo grande que puedo ser? ¿Qué me lo impide?

Vamos a dejar abiertos estos interrogantes en tu mente para que, a medida que vayas avanzando en los Cursos o Talleres de la Escueladeamor, surjan desde lo más profundo de tí las respuestas que necesitas y comiences a orientar ahí la energía.

El Tantra te invita a que seas tú totalmente, viviendo la Vida y tu vida plenamente

  • El Tantra no quiere que seas tus recuerdos ni tampoco tus miedos.
  • No quiere que seas lo que los demás esperan que seas sino lo que tú quieres ser.
  • Tampoco que seas lo que lees en los libros de Tantra ni tampoco lo que tu maestro te dice que debes ser, simplemente quiere que seas honesto contigo mismo.
  • ¡Que seas tú verdaderamente!
  • Que vivas tu verdad para que puedas conocer la Verdad porque sin ser tu mismo todo es como un sueño, un espejismo de la mente, un reflejo de lo que debería ser.
  • Y si no sabes lo que eres. Si no tienes ni idea de lo que quieres ser. En esta búsqueda, el Tantra también puede ayudarte porque te dice: Cuando dudes olvídate de tu mente para que puedas encontrar la Certeza dentro de tí. Cuando temas olvídate de tus recuerdos para que puedas encontrar la Fuerza dentro de tí. Cuando te sientas solo olvídate que nadie parece acompañarte para que puedas sentir la cercanía de la magia que vive dentro de ti.

Y cuando quieras encontrar algo que realmente merezca la pena, no hace falta que salgas de viaje porque todas las maravillas del Cielo y de la Tierra también están dentro de ti.

En el fascinante viaje del Tantra, la primera estación es esta: La de reconocer tu naturaleza sagrada. La de sentir la magia que vive dentro de ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba