Vajroli Mudra, Ejercicio Tántrico y Beneficios

¿Qué es el Vajroli Mudra?

El Vajroli Mudra es una práctica del Yoga y se utiliza también en el Tantra para el control de los músculos sexuales, donde lo describimos a continuación.

Sentarse en posición cómoda. Espalda recta. Manos sobre los muslos. Concentrar la atención en el esfínter de la uretra, situado en la base del pene en los hombres o la base del pene o debajo de clítoris las mujeres. Sentir ese músculo. Visualizarlo en la mente. Inhalar y contener la respiración. Contraer el orificio de la misma forma que si nos estuviésemos orinando y quisiéramos retener la orina. Tirar simultáneamente del abdomen hacia arriba como si absorbiéramos energía por los genitales y llenasemos nuestro vientre con ella. Después se relaja esta contracción volviendo todo a la normalidad mientras expiramos suavemente. Repetirlo varias veces siempre llevando la respiración. Al principio no abusar pues pueden salirnos agujetas ya que son músculos que no están acostumbrados a trabajar. Hacer unas 10 veces e ir aumentando poco a poco. Con las contracciones la vagina debe apretar desarrollando los músculos interiores. Se puede comprobar metiendo uno o dos dedos en la vagina y sentir que con cada contracción ésta aprieta un poco los dedos. Los hombre podrán ver como con cada contracción se levanta un poco la punta del pene.

Beneficios del Vajroli Mudra

Trabajando estos músculos logramos primero un mayor control sobre nuestro aparato urogenital. Habrá también un mayor riego sanguíneo en los músculos implicados. Se generará más energía sexual teniendo las mujeres una mayor sensibilidad en su clítoris y los hombres mayor capacidad de erección. Este ejercicio puede producir una cierta excitación sexual y también dolores o calambres en los músculos si se abusa y la práctica no se hace poco a poco. Si hay excitación sexual una vez terminado el ejercicio se debe respirar profundamente imaginando que el hormigueo (la energía sexua) que hay en el área genital sube al vientre y se reparte por el cuerpo. Esto se logra imaginando que inspiramos por nuestros genitales. Con el tiempo podemos hacer este ejercicio en cualquier lugar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba